Conecta con nosotros

Arquitectura

Shimao Wonderland Intercontinental: el hotel construido en una cantera

Publicado

el

A finales del 2018 comenzó a operar un fascinante hotel que desafió lo establecido arriesgándose por algo que nunca se había hecho. El Shimao Wonderland Intercontinental Hotel, ubicado en Songjiang, cerca de Shanghai, China, ha llamado la atención de propios y extraños, ya que fue construido en una cantera abandonada de 88 metros de profundidad.

Apodado como “groundscraper”, palabra relacionada con “skyscraper” (rascacielos) que podría traducirse informalmente como “rascasuelos”, es una obra que demuestra la impresionante capacidad en ingeniería y arquitectura china debido a que es una edificación realizada sobre un acantilado en una región propensa a terremotos.

El proyecto es creación del estudio de arquitectura JADE+QA con sede en el Reino Unido, Hong Kong y Shanghái, liderando su diseño el arquitecto británico Martin Jochman. El concepto fue inspirado en la cantera y su entorno; solo dos de sus niveles están sobre el suelo y sus otros dieciséis niveles descienden como la cascada a lo largo del acantilado.

Publicidad

“Esto responde a una filosofía de diseño consistente en adaptarse con sensibilidad al entorno natural y no ‘luchar’ contra éste, y que en el caso del Shimao Wonderland Intercontinental incluye principios del Yin y el Yang, dos conceptos de la filosofía china del Taoísmo”, según en su momento Jochman.

El hotel pertenece a la cadena IHG y tiene una superficie total de 62,171 m2 y cuenta con 337 habitaciones distribuidas en las 18 plantas. Cabe mencionar que las dos últimas, están debajo del agua y en ellas se encuentran habitaciones exclusivas y un restaurante submarino que simula un acuario.

Pero, de hecho en el recinto se encuentran acuarios subacuáticos donde se puede admirar diversas especies. Es por ello, que se instalaron cristales especiales para las ventanas, y se construyó una zona protegida, alejada del lago de la cantera para mantener un hábitat especial para los peces.

En la parte central el edificio tiene un impresionante atrio de cristal con forma de cascada que alberga los ascensores. Además, alrededor de la cantera, se instaló una pasarela flotante con suelo de cristal, “los jardines colgantes” permite a los huéspedes recorrer diversas secciones de la cantera para admirar el paisaje único.

Entre las instalaciones externas para visitantes destacan los amplios jardines, un parque de entretenimiento temático al aire libre y un piso de vidrio en voladizo, conectado a una pasarela elevada.

La construcción del hotel comenzó en 2012 y lo primero que se tuvo que hacer fue bombear hacia afuera toda el agua de la cantera, ya que se tenía que construir la base y los cimientos del edificio.  Debido a las dificultades del proyecto, se tuvo que pensar en nuevas técnicas de bombeo y mezcla, por lo que tuvieron que bajar poco más de 60.000 metros cúbicos de hormigón para crear los cimientos y las dos plantas submarinas.

La estructura del edificio es de acero y está incrustada en la base de hormigón. Es decir, el hotel no está fijado al acantilado para evitar daños estructurales en caso de algún terremoto. Dicha estructura de metal tiene la forma de una ‘L’ invertida, ya que la parte superior es la única que conecta con el borde de la cantera y está anclada a la rocas. 

Hay que mencionar que la cantera estaba en mal estado, por lo que se tuvo que reacondicionar todo, desde el agua del lago, algunas rocas, vegetación y hasta las cascadas. La cantera contaba con una sola cascada natural, pero a menudo se secaba, por lo que al final se decidió retirarla y crear nuevas. Debido a todas estas modificaciones, la cantera vio nacer un ecosistema único que combina las propiedades térmicas de las rocas con el agua fría del lago. Esto ayuda a que la temperatura de la zona sea templada durante todo el año, lo que disminuye el consumo eléctrico del hotel, al no necesitar calefacción ni aire acondicionado.

Publicidad

Arquitectura

Estudio de arquitectura del Reino Unido construirá 4 rascacielos en Qatar

Publicado

el

El estudio de arquitectura del Reino Unido Foster + Partners ha dado a conocer su nuevo proyecto que consta de cuatro rascacielos “Lusail Towers” en Qatar, serán edificados en el nuevo desarrollo de Lusail City, al norte de Doha; están a unos kilómetros del estadio Lusail que se esta edificando para la Copa Mundial de FIFA 2022. 

Lusail Towers, de 1.1 millones de metros cuadrados, será la sede del Qatar National Bank, Qatar Central Bank, Qatar Investment Authority y Qatari Diar; dos de los cuatro rascacielos serán de 70 pisos y los demás de 50. Las huellas elípticas de las torres se transforman en 90 grados a medida que el edificio se eleva para dar la impresión de una estructura asimétrica.

“Desplazando suavemente el eje de visualización hacia afuera y ofreciendo impresionantes vistas de la ciudad circundante y el paseo marítimo. La estructura permanece simétrica en planta a través de esta transformación y comprende un núcleo central de hormigón rodeado por dieciséis columnas inclinadas alrededor del perímetro, para crear la geometría única del diseño“, comentó Roger Ridsdill Smith, jefe de ingeniería estructural del estudio. 

Publicidad

De acuerdo con Foster + Partners, los rascacielos estarán revestidos de aluminio de grado marino con aletas que suben por el edificio para proteger sus ventanas del sol. “Las aletas de sombreado giratorias se desarrollaron luego para ofrecer una sombra solar exterior óptima, junto con una reducción inherente del acristalamiento expuesto”, explicó Piers Heath, jefe de ingeniería ambiental. Quien además destacó que el diseño ambiental fue un factor clave para el diseño. 

Asimismo, los ingenieros destacaron que las propuestas de diseño de sistemas activos incluyen: almacenamiento térmico centralizado utilizando materiales innovadores de cambio de fase para reducir la energía de enfriamiento, sistemas hidrónicos de alta presión para reducir la energía de bombeo, ventilación controlada por demanda para disminuir la energía del ventilador, iluminación LED eficiente y controles de automatización avanzados que contribuyen al decrecimiento en la demanda de energía del sitio en un 35% en comparación con un edificio de referencia. Y en respuesta a la escasez de agua en la región, las aguas grises, el agua de lluvia y el condensado se reciclan y reutilizan en el sitio para riego y descarga de inodoros.

Se espera que el proyecto esté listo antes de que comience la Copa del Mundo, es decir, antes del 2022, por lo que Jonathan Parr, socio senior de Foster + Partners, expresó “los proyectos asociados con los principales eventos deportivos no dejan lugar a retrasos”.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído