Conecta con nosotros

Industria

Tamaño del inventario industrial clase A CDMX

Publicado

el

Los submercados industriales tradicionales de la ciudad como son Naucalpan, Vallejo e Iztapalapa, cuentan con naves que en su mayoría son pequeñas, debido a la falta de infraestructura competitiva y a la escasez de terrenos con amplias dimensiones.

El mercado inmobiliario industrial de Ciudad de México, al ser el centro logístico más importante del país y al contar con demanda muy heterogénea, necesita que la oferta de tamaños de naves sea muy diversificada. Actualmente existen naves muy pequeñas que van desde los 1,200 metros cuadrados, hasta naves muy grandes que superan los 130 mil metros cuadrados.
Las naves de mediana dimensión, que son las que van de los 10 mil a 30 mil metros cuadrados, concentran el 40% del inventario total de la ciudad, sumando más de 140 naves, y representan un 48% del número total de naves existentes. Por su parte, las naves de dimensiones grandes, que son aquéllas que superan los 40 mil metros cuadrados de área arrendable, representan poco más del 30% del inventario total, ascendiendo a 38 naves y siendo 4 veces menor en número que las naves medianas.
Los desarrolladores institucionales del mercado industrial de la Ciudad de México se centran en la construcción de naves medianas y grandes, este hecho responde a que los clientes que estos desarrolladores captan son en su mayoría empresas internacionales, que demandan espacios de dimensiones superiores a los 10 mil metros cuadrados.

Los submercados industriales tradicionales de la ciudad como son Naucalpan, Vallejo e Iztapalapa, cuentan con naves que en su mayoría son pequeñas, es decir, menores a los 10 mil metros cuadrados, debido a la falta de infraestructura competitiva y a la escasez de terrenos con amplias dimensiones, resultando complicado la construcción de naves clase A de mayor tamaño; sin embargo, existe un interés por parte de algunos desarrolladores en la edificación de nuevas naves de mediana dimensión, particularmente en la zona industrial de Vallejo, por lo que proyectos importantes en esta zona se podría detonar para la segunda parte del año 2017.
Por otro lado, los submercados del norte de la ciudad, como lo son Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán, concentran en su inventario naves de mediana y grandes dimensiones, al contar con terrenos más amplios, mayor infraestructura y mejores conexiones con las principales carreteras del país, que permiten de desarrollo para el sector logístico.
En los últimos 3 años ha habido una tendencia por la construcción de mini bodegas, que han venido a satisfacer la demanda de un sector del mercado no atendido, específicamente para el acomodo de algunas empresas que cuentan con pequeñas expansiones logísticas, y por otro lado, para empresas que llegan por primera vez a la zona demandando espacios que van entre los 1,000 y 3,000 metros cuadrados.
Actualmente, la construcción está conformada en su mayoría por naves medianas y grandes, más del 95% del total de la construcción son naves con estas características, por lo que la tendencia es que el número de naves con un área superior a los 20 mil metros cuadrados, siga en aumento.
Por Pablo López
Solili
pablo@solili.mx

Industria

Las compañías tendrán que adaptarse a un futuro flexible: WeWork

Publicado

el

Como líder global en espacios colaborativos, y con miles de compañías instaladas en sus espacios alrededor del mundo, WeWork, está en buena posición de entender cómo las organizaciones imaginan el mundo laboral en un futuro post pandemia; y el futuro luce flexible.

Después de meses navegando por una crisis sanitaria que ha permeado en casi todas las esferas de la vida, ahora existe un consenso colectivo de que el futuro del trabajo será flexible e incluirá opciones de oficina y de trabajo remoto en distintas combinaciones; pero la naturaleza de su alcance todavía es una pregunta abierta.

En un estudio realizado por Hamilton Place Strategies en asociación con Réplica, encontramos que el 70% de las personas quieren regresar a sus oficinas gran parte de la semana y han empezado a demandar mayor flexibilidad a sus empresas”, comentó Claudio Hidalgo, director de WeWork para América Latina. “En general hace falta la conexión e intercambio con colegas; somos seres sociales y los contactos cara a cara generan confianza, agilizan la toma de decisiones y sobre todo estimulan la innovación, fundamental para el desarrollo de cualquier empresa”.

Sin duda, las empresas tendrán que adaptarse y repensar sus estrategias frente a un entorno en constante transformación, incluida la planificación de los espacios de trabajo y los esquemas laborales.

Cuando sea el momento de volver, las compañías se enfrentarán con el desafío de una fuerza laboral que ha probado las ventajas y desventajas del home office, y que ha superado diversos obstáculos para adaptarse a la nueva normalidad laboral. Frente a este escenario se espera que los colaboradores demanden mucha más flexibilidad y busquen esquemas híbridos de trabajo que les permitan decidir cómo utilizar su tiempo y desde donde.

Gracias a su visión global y las oportunidades que ofrece en cuanto a flexibilidad de espacios, contratos y ubicaciones, WeWork puede ser una solución idónea en medio de un clima de incertidumbre. Ya sea que las empresas necesiten reconfigurar sus espacios, descentralizar sus oficinas, reducir o ampliar su fuerza laboral u ofrecer diversas ubicaciones en la ciudad, WeWork está en una posición inmejorable para colaborar con empresas de todos los tamaños. Incluso cuenta entre su cartera con grandes compañías multinacionales en toda Latinoamérica.

Claudio Hidalgo,Head of WeWork LATAM.

“Somos una plataforma flexible que permite a las compañías usar el espacio en sus propios términos y mirar hacia adelante con confianza. No sólo tenemos soluciones a la medida, sino que hemos invertido gran cantidad de recursos en adaptar nuestros espacios conforme a los nuevos protocolos sanitarios, brindando a nuestros miembros un espacio cómodo y seguro. Para nosotros esta es una tremenda oportunidad de ayudar a que las empresas se adapten de forma eficiente a los nuevos retos de esta transición”, concluyó el ejecutivo.

Los espacios de trabajo flexibles se encuentran en una posición única para ayudar a que las personas y empresas vuelvan a trabajar de forma segura y eficiente. Sin embargo, no todas las compañías tienen los recursos, financieros o de otro tipo, para implementar rápidamente un modelo de espacio de trabajo flexible que se extienda por toda la ciudad. Empresas como WeWork se basan en proporcionar esta flexibilidad y están redefiniendo el futuro del trabajo por medio de eficiencia en costos, soluciones flexibles y entornos seguros.

Por WeWork

Este es un artículo de la edición 122 https://inmobiliare.com/inmobiliare-122/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son
responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan
la posición de Inmobiliare.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído