¿Qué es la industria 4.0? De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología –Conacyt–, “es una nueva forma de organización y funcionamiento de la industria, en la cual se implementa una conexión que va desde el usuario hasta la fabricación de un producto […],en la que los sistemas de producción hacen uso de instrumentos físicos cibernéticos”.

La también conocida como, cuarta revolución industrial, actúa bajo diferentes tipos de avances tecnológicos que permiten crear sinergias con las que cada sector o empresa logra hacerse más fuerte y competitivo.

“El concepto de industria 4.0 es el concepto que define el uso de estas tecnologías, montadas, y que potencian las industrias actualmente y que está revolucionando muchos de los aspectos”, así lo define Enrique Camacho, socio fundador y director ejecutivo Esource Capital Inc.

Estos elementos trabajan en conjunto para analizar los datos y variables, logrando optimizar aún más los procesos de fabricación, lo cual se traduce en una producción de bienes de alta calidad de forma rápida y a un costo reducido.

Ante esta evidente integración técnica de sistemas ciberfísicos -conjunto de capacidades de computación,  almacenamiento y comunicación ligadas al seguimiento y/o control de objetos en el mundo físico-, en las actividades de producción y logística, enlistamos cinco de las principales tecnologías aplicables a esta cuarta revolución industrial.

Big Data

El Big Data o análisis de datos tiene entre sus principales tendencias tecnológicas el sistema de almacenamiento NoSQL; sistemas distribuidos que reúnen, procesan y analizan señales y eventos IoT en tiempo real; el procesamiento de datos mediante GPU; y chatbots.

Basados en el texto “Tendencias Big Data 2018”, emitido por la Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores –IEBS– de España, expertos coinciden en que 2018 será el año en que el Big Data logrará una evolución tecnológica considerable. Por lo tanto, la necesidad de las empresas por realizar un análisis de datos fomentará la innovación tecnológica y el modelo Business Intelligence comenzará a ser una realidad desde las grandes multinacionales hasta las pequeñas startups.

Robótica / Robots Autónomos

Con base en lo expuesto por FANUC Europe Corporation, la empresa de automatización industrial que tiene su origen en Japón, los robots se han convertido en un elemento clave en los escenarios de la industria 4.0. Estas soluciones se basan en un sistema de “entrada de datos inteligente”, ya sea mediante la inclusión de sensores y módulos de software flexibles. FANUC señala que si bien, la idea de adoptar la tecnología de los robots como una parte integral de la producción, no es nueva, supone todo un reto.

“La cuestión será, ¿se pueden desarrollar y emplear estrategias de toma de decisiones que implemente disciplinadamente“ el robot a un precio razonable?”.

Internet de las Cosas –IoT

El Internet de las Cosas -en inglés, Internet of Things, abreviado IoT- es una red de objetos, vehículos, máquinas de la industria y otros elementos electrónicos conectados entre sí a través de una misma red o de varias distintas por la cual intercambian información, instrumento que permite la optimización de recursos físicos y financieros de cualquier sistema.

IoT depende de una serie integral de tecnologías como las interfaces de programación de aplicaciones -APIque conectan los dispositivos a internet. Otras tecnologías clave son los sistemas de gestión de Big Data y la identificación por radiofrecuencia –RFID-.

Blockchain

Con esta herramienta tecnológica, los sistemas ciberfísicos pueden ejecutar de manera segura y autónoma cualquier requerimiento, detectando fallas en la cadena de suministro incluyendo más lógica comercial y utilizando datos obtenidos por sensores IoT -Internet de las cosas-.

Asimismo, puede funcionar exitosamente con medidores inteligentes –smart metering– para ser más eficientes en el uso y consumo de la electricidad o para garantizar un certificado de eficiencia energética de un edificio. Las transacciones de Blockchain permiten un mayor nivel de automatización con reducción de costes. Su potencial permite adaptarse a un nuevo modelo de negocio eficiente y flexible, optimizando los procesos de producción industrial y convirtiéndolo en un aliado fundamental para el desarrollo de la Industria 4.0.

Ciberseguridad

Con la llegada de la cuarta revolución industrial y gracias a la tecnología del Internet de las Cosas –IoT– existe una importante participación de las computadoras y la conexión por Internet durante los procesos de fabricación. Al día de hoy esta línea de producción se ha convertido en un cúmulo de información.

Pese a los beneficios que ofrece la digitalización, esta también viene acompañada de grandes retos, debido a que la agilidad de comunicación entre proveedores y usuarios necesita de un intercambio abierto de datos, lo que hace difícil la tarea de mantener un equilibrio entre transparencia y seguridad de los datos.

Por ello, es trascendental que existan herramientas adecuadas que ofrezcan seguridad de la información. A medida que la conectividad avanza, también lo hacen las amenazas cibernéticas.

Retos de la industria 4.0 en México

Durante el congreso IOS NETWORK SUMMIT, expertos como Ricardo Rentería, sales manager de Amazon Web; Enrique Camacho, socio fundador y director ejecutivo Esource Capital Inc y Beatriz Velázquez, representante de la Secretaría de Economía, hicieron referencia a los retos que enfrenta la industria 4.0 en México, los cuales de acuerdo con Rentería, se atribuyen a tres hélices importantes: Gobierno, industria privada y educación; “es fundamental poderlas sincronizar, agilizar para que en conjunto se pueda buscar un círculo de crecimiento a través de una industria 4.0 o una revolución industrial”.

Por su parte, desde la Secretaría de Economía se expuso sobre el impacto de esta transformación digital en diferentes aristas. “Uno de los grandes impactos es en el capital humano, necesitamos un capital humano especializado y un capital que responda a las necesidades que existen ahora en los sectores productivos”, puntualizó Beatriz Velázquez.

Uno de los grandes esfuerzos que se trabaja dentro de la política pública, es que la adopción de estas tecnologías, se transfiera y se adopte, pero sobre todo se rentabilice en favor de las empresas. Una de las grandes iniciativas que ha implementado la Secretaría de Economía es la Plataforma de Industria 4.0, la cual tiene como objetivo articular Industria- Gobierno.

“Creemos que esta es la manera de articular los esfuerzos y su forma de gobernar es a través de un consejo consultivo en el cual participan los principales representantes de la industria, la academia y el Gobierno y se están identificando cuáles son las principales estrategias, los pasos a seguir, las metas a alcanzar en torno a estos grandes temas: infraestructura, comercio electrónico, capital humano, ciberseguridad, costo de transición, automatización inteligente y financiamiento”, expresó Velázquez.

Es evidente que la industria 4.0 o la transformación digital real recién comienza. Ya llegó y es una necesidad que requiere riesgos, pero también requiere implementación, agilidad y
un cambio de cultura.

Por Danae Herrera