Conecta con nosotros
blank blank

Industria

The Beck Group felicita a Inmobiliare por sus 20 años

Publicado

el

La industria de la construcción es de las más importantes en el movimiento de la economía, a pesar de ello continúa registrando índices de productividad bajos que no se han logrado incrementar a través de los años en comparación con otras industrias.

En los últimos 20 años la innovación dentro del sector la contemplamos principalmente a través del uso de distintas herramientas tecnológicas, pero poco se ha intervenido en la innovación del modelo operativo y de gestión. De acuerdo con fuentes especializadas, un gran número de proyectos continúan presentando retrasos significativos en los tiempos de ejecución y la gran mayoría exceden sustancialmente los presupuestos iniciales previstos por los propietarios.

En sus inicios, la administración de las construcciones se basaba en catálogos de conceptos y precios unitarios; donde una gran cantidad de personas dedican su tiempo a la elaboración de generadores de obra, en lugar de estudiar y validar el alcance completo de los proyectos. Lo anterior se traduce en una gran cantidad de órdenes de cambio adicionales, por conceptos no incluidos y/o variaciones en las cantidades de obra de los catálogos, lo que origina una relación de conflicto entre los involucrados durante la construcción, y conocer los costos del proyecto hasta el término de la obra.

blank
Humberto Treviño

En los últimos años, el sector ha tenido una necesidad imperante de colaboración para poder alinear de manera temprana las variables importantes de un proyecto: intención de diseño, presupuesto, programa de obra y calidad. A partir de esta necesidad comenzaron a surgir otro tipo de relaciones contractuales, iniciando la modalidad de Precio Alzado o Precio Máximo Garantizado. Un cambio en el modelo operativo que modifica el enfoque poco eficiente de ir de lo micro a lo macro, y en su lugar, buscar que los equipos se enfoquen al alcance y funcionamiento global de los proyectos. Lo anterior ha permitido a su vez que los propietarios consideren incluir los servicios de preconstrucción durante las etapas de diseño del proyecto, con objeto de validar si el diseño hace sentido con las proformas, además de revisar la constructibilidad e ingenierías de valor; y que, al término de estas etapas, el proyecto cumpla realmente con sus objetivos de negocio. Esta nueva fórmula de colaboración entre ClienteArquitecto- Constructor será clave para el desarrollo eficiente de los proyectos.

Una problemática recurrente en el sector ha sido el constante rediseño y retrabajos durante las etapas de diseño y construcción; lo cual, origina una reducción de productividad que implica incrementos de costo y tiempo de ejecución. Desarrollar un proyecto bajo nuevas metodologías como Target Value Design permitirá alinear conjuntamente al Propietario y al equipo de Diseño y Construcción con esfuerzos dirigidos a alcanzar las variables y objetivos de negocio del propietario. El propósito es diseñar un proyecto hacia un objetivo real de costo y tiempo establecidos, respetando siempre la intención de diseño del proyecto, en lugar de continuar realizando proyectos ejecutivos para posteriormente presupuestarlos.

blank

En México vemos cada día más proyectos inmobiliarios bajo la modalidad Diseño-Construcción, con una sola entidad que alinea los requerimientos del propietario y define tempranamente las variables principales del proyecto.

La necesidad de colaborar más y mejor, de compartir información y ser más competitivos en conjunto no será un proceso fácil, todavía nos falta mucho camino por recorrer para adaptarnos a este nuevo modelo operativo más eficiente y seguir rompiendo los viejos paradigmas de esta industria.

Por Humberto Treviño, Director General The Beck Group

Texto de los 20 años de Inmobiliare https://inmobiliare.com/inmobiliare-120/

Industria

Gina Diez Barroso y su experiencia en el real estate

Publicado

el

blank

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) llevó a cabo el seminario “La diversidad en el sector inmobiliario” impartido por Gina Diez Barroso, quién habló de su experiencia en el real estate, así de cómo ha sido su crecimiento profesional en la industria la cual se vio reflejada en la educación. 

Durante su exposición hizo un énfasis en que los diseñadores y arquitectos deben de observar cuál es el lugar donde van a empezar a crear y construir, porque “encontramos que muchas personas, en especial extranjeros tienen su sello característico y no importan donde estén ubicados, hacen lo mismo”. Ante esto, ella consideró que la persona que esté en cualquier parte del mundo tiene que abrir su panorama y sentir el lugar donde se está ubicando el desarrollo. 

En toda su trayectoria dentro del mercado y con el paso de los años, se ha dado cuenta que las personas se fueron especializando, y el sector inmobiliario no fue la excepción, “antes éramos todólogos y hoy realmente somos especialistas”. De acuerdo con Diez Barroso, cuando se desarrolla se contratan a 3 o 4 personas enfocadas a una rama, lo que ayuda a que este proyecto se construya adecuadamente. 

blank

Por ejemplo, explicó que cuando quiso construir su universidad Centro, se acercó con su amigo, el arquitecto Enrique Norten para que esta fuera un edificio leed, “yo tenía la cuestión de sustentabilidad tatuada en mí, en que no podíamos seguir abusando del planeta”. 

Cuando se empezó a conocer cuáles eran los puntos de cada una de las certificaciones decidió apostar cada vez más por seguir avanzando en lo leed, hasta llegar a la certificación platino. “Me enteré que no había ningún campus en el mundo que sus edificios tuvieran un Certificado Leed Platino, fue cuando dije ¡Vamos por todo! porque así México va  a ser punta de lanza, no sólo como ejemplo en la educación, sino también en lo que se refiere a sustentabilidad”. 

Con relación a cuál es la perspectiva del sector inmobiliario, indicó que desde antes de la pandemia esta industria se afectó por los permisos de construcción, los cuales estuvieron detenidos; y que hoy en día se tendrá que redefinir. 

“Hay que estudiar quién es nuestro público objetivo y cómo se va a comportar, en la medida en que lo conozcas, entenderás sus necesidades. Por ejemplo, si tengo un desarrollo residencial de 4 torres con una mezcla de 100 a 130 metros cuadrados por departamento, considero que se tendrá que replantear definitivamente las mezcla y necesidades de las personas que lo van habitar, actualmente pondría una oficina en la vivienda o en el edificio ”. 

Asimismo, considero que el trabajo híbrido será el esquema en que las empresas funcionarán, por lo que si ella estuviera haciendo un edificio, consideró que los metros que se necesitan para una oficina cambiarían.  

También explicó que actualmente los desarrolladores anuncian sus inmuebles de otra manera distinta, ya que hoy en día se necesita de la mercadotecnia digital. 

Sigue leyendo
Publicidad
blankblankblankblank
Publicidad
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Lo más leído