Conecta con nosotros

Vivienda

The Club Company en alianza con las principales vivienderas de México

Publicado

el

The Club Company, es un grupo empresarial con amplia experiencia en el desarrollo y construcción de comunidades planeadas, con sede en Monterrey, Nuevo León; que ha mostrado gran interés, durante los último seis años en formar alianzas con las principales vivienderas del país. Situación que tiene como objetivo el desarrollo de fraccionamientos residenciales y residencial plus, de clase mundial.

De acuerdo con Hernán Garza Díaz, Presidente Ejecutivo, en los últimos años han dedicado parte de su trabajo a buscar, seleccionar e invitar a las vivienderas top de México para trabajar de manera conjunta y así, desarrollar comunidades planeadas en las mejores ubicaciones y con los amenities más innovadores del mercado.

Este modelo, de Joint Ventures (JV) busca acortar tiempo, esfuerzo y dinero en los estudios de mercado, trámites y permisos a los socios vivienderos de The Club Company, “[…] nosotros estudiamos a fondo el mercado, seleccionamos y compramos la ubicación, para después planear, diseñar, estructurar, urbanizar y construir todos los amenities ideales para el cliente final de nuestros usuarios institucionales y como cereza del pastel aportamos nuestra propiedad al JV bajo fórmulas que impulsan el crecimiento del negocio de ambas compañías”, argumenta Gerardo Villarreal, Director Comercial.

Publicidad

Una de las principales ventajas (competitivas) que podrán disfrutar los usuarios de las vivienderas son las fiestas de temporada, eventos comunitarios, mercados dominicales y clases de todo tipo, entre otras; actividades a las que pueden adherirse rápidamente; y a lo que los directivos llaman ‘el Software de la comunidad’.

Mientras que el hardware, se caracteriza por contar con las mejores prácticas del nuevo urbanismo, así como tecnología, infraestructura y servicios de calidad que van desde las instalaciones adecuadas para el uso de bicicleta, hasta la integración de un gran número de parques centrales, canchas, capillas y espacios recreativos con propósitos deportivos y culturales en beneficio de los residentes.

“Nuestro modelo es simple, desarrollamos en clusters o macrolotes para vivienda e ‘inyectamos’ el hardware al entorno para generar opciones de esparcimiento como Casa Club, Beach Club, parque central, ciclopistas, capilla, etc”, comenta Rodrigo Jaime Farías, Director de Operaciones.

Igualmente, el directivo menciona que la solución y alternativa de negocio ofrecida por ellos, es la obtención de permisos necesarios para llevar a cabo el desarrollo de viviendas, seguido de la urbanización y construcción de todos lo amenities de la comunidad, “de tal forma que para cuando invitamos a nuestros socios a participar, practicamente pueden comenzar al día siguiente o casi al momento […] con nosotros se ahorran dos o tres años de permisos ya que pueden hacer uso de todos los servicios y salas de ventas que tenemos construidos para sus clientes, enfocándose sólo en las ventas y en la construcción de sus casas sobre un Macro Lote aportado en JV por The Club Company”.

Asimismo, comenta que los trabajos que van desde la construcción hasta las labores de venta se realizan en coordinación con los socios del sector vivienda, lo que da como resultado una labor armónica en equipo, “bajo reglamentos, orden y logística donde todos ganamos”.

Fórmula que hasta el momento ha funcionado exitosamente en la dinámica de The Club Company, pues actualmente cuentan con más de cinco sociedades activas de comunidades en desarrollo en el centro, sur y norte del país.

Eduardo Mahuad Director General, apunta que la mitad de las ventas de los fraccionamientos se hacen al menudeo con un alto índice de éxito comercial, mientras que para la otra parte se invita a empresas de vivienda a construir bajo modelos de Joint Ventures (JV).

CARMEL RESIDENCIAL

Finalmente, el staff ejecutivo del grupo inmobiliario coincide en que la meta para el siguiente año es continuar la búsqueda de empresas que deseen tener un crecimiento a nivel nacional sin tener que descapitalizarse por invertir en la compra de tierra.

“Para el 2020 tenemos alrededor de 2,200 lotes para Joint Ventures, ubicadas en distintas zonas de México. Y de tres años a la fecha hemos realizado más de 3,000 lotes bajo el mismo modelo de negocio, que ha dado como resultado la operación exitosa de comunidades con amenidades como Casas Clubs, Beach Clubs y Water Parks de primer mundo, además de Fitness Centers, Restaurants, Sport Bars, Teatros, Central Parks, Ciclopistas, Canchas de Tenis, de Paddle, de Fútbol, etc”.

The Club Company cuenta con una amplia experiencia y track récord en desarrollos inmobiliarios verticales y horizontales, así como en el sector de la construcción, urbanización, land development, project management, comercialización y servicios post venta en los segmentos residencial y comercial.

Por Redacción Inmobiliare

Este es un artículo de la edición 117 http://inmobiliare.com/inmobiliare-117/

Publicidad

Vivienda

Ambigüedad regulatoria eleva morosidad en los corredores inmobiliarios en la CDMX

Publicado

el

En la Ciudad de México el costo de la ambigüedad regulatoria en materia de compraventa de propiedades residenciales representa una merma de hasta 500 millones de pesos anuales en los ingresos de los corredores de bienes raíces, señaló hoy la compañía proptech TrueHome. 

“Dado que la regulación mexicana relativa a la compraventa de inmuebles presenta numerosas áreas grises que no existen en otros países de la región, como Estados Unidos y Canadá, los corredores se encuentran desprotegidos y con dificultades para garantizar el cobro de sus comisiones, lo que genera una tasa de morosidad que no ha dejado de crecer en los últimos años”, declaró Pablo Portilla, director de adquisición de TrueHome.

En consecuencia, ante un escenario donde el mercado residencial se contrajo a nivel nacional el 17% respecto al año anterior, combatir la creciente tasa de morosidad en el pago de comisiones se convierte en una de las prioridades para los profesionales del sector en 2021, “por lo que resulta imprescindible que desde el derecho inmobiliario adaptemos a México herramientas jurídicas y contractuales que ya dan certidumbre a los corredores inmobiliarios en otros países o en su defecto, que formulemos nuevas”, puntualizó Fabio Corominas de la Pera, socio de Harrsch & Corominas Abogados.

Publicidad

La compañía señala que el impulso de herramientas jurídicas que contribuyan a proteger la compensación comprometida en una operación de compraventa, en beneficio tanto del corredor representante del vendedor como del comprador, adquiere aún mayor importancia en un escenario de recesión generalizada y contracción del mercado como el que se espera para 2021. 

“A diferencia de las recesiones registradas en 1987, 1991, 1995 y en el 2009, donde el siguiente año de la caída se registró un ascenso veloz en el PIB, ahora hay complejos eventos simultáneos que dificultarán la recuperación”, advirtió Eduardo Loria, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la Facultad de Economía en la UNAM. 

“Es una realidad que la tasa de morosidad en el pago de comisiones a los corredores inmobiliarios adscritos a operaciones de compraventa residencial en México ya supera la del pago de créditos hipotecarios, por lo que es urgente hacer algo al respecto”, comentó Pilar Cattori, directora general de Inmobiliaria Cattori 

Lo que deja como tarea pendiente para 2021 el impulso de iniciativas de ley que regulen y ordenen de manera más eficiente el mercado inmobiliario nacional, especialmente en lo relativo al sector residencial, que representa actualmente el 88% de las operaciones de compraventa de bienes raíces en regiones como la Ciudad de México. 

“Ante los costos y tiempos que conlleva un juicio mercantil muchos asesores prefieren perder la comisión comprometida que ejercer sus derechos para efectuar el cobro. Es cierto que la legislación debe proteger al consumidor, pero sin desamparar a los profesionistas que prestan un servicio como ocurre ahora”, señaló Germán Sáinz, director de Tu Casa Hoy. 

“Este es un problema que requiere solidaridad entre los profesionales de nuestro sector, por lo que que las empresas que contamos con una estructura legal de mayor calado debemos ser consecuentes y proteger tanto los intereses propios como los del otro corredor involucrado en la operación” señaló Catalina Londoño, directora de alianzas de TrueHome;“la formalidad del mercado se construye entre todos; si la regulación es ambigua es nuestra tarea como empresarios implementar procesos de debido registro que aseguren que todos los corredores involucrados recibirán la compensación establecida en el contrato” concluyó.

Los esfuerzos coordinados del sector inmobiliario para contraer el porcentaje de operaciones con impago de comisiones, compartiendo no solo comisiones sino un frente legal común, son asignatura pendiente de relevancia para atender en 2021. 

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído