Como parte de la expansión en la cobertura de eventos en Estados Unidos, B2B Media en conjunto con la United States Chamber of Commerce California Chapter, se realizó por primera vez la edición del US&MX Real Estate Investment Summit el pasado 5 de diciembre en las oficinas de la firma Sheppard, Mullin, Ritcher and Hampton.
Los líderes del sector en la región hablaron acerca del desarrollo inmobiliario y el vínculo en las inversiones que se han dado en el constante crecimiento de la región de California y el área de Baja-Arizona. Al ser una zona binacional se ha enriquecido la colaboración entre México y Estados Unidos para fomentar la inversión de proyectos.
Tijuana representa la punta de lanza en el mercado industrial y comercial, por lo que está atrayendo la atención de los inversionistas, quienes por la estabilidad de la ciudad así como su cultura binacional, para apostar sus capitales en los mercados tradicionales y en nuevas unidades de negocio.

Factores como la revolución digital y la cultura de servicios están fomentando la presencia de nuevos negocios como call centers y áreas de oportunidad en el área de turismo médico. Adicional a esto, cada vez más, los usuarios americanos impulsan el crecimiento de dichos giros propiciando que se detone el mercado inmobiliario en una nueva era con oportunidades de crecimiento.
Los servicios integrales son una tendencia global y los compradores cada vez son más exigentes. Los usuarios del segmento industrial siguen pendientes de las rondas de renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte –TLCAN– y se puede ver un crecimiento en almacenes que dan servicios de comercio electrónico para ambos países.
De acuerdo con datos del Ayuntamiento de Tijuana, desde 1994 el comercio producto del TLCAN ha cuadruplicado la producción, ahora desde California se exporta 15% lo equivalente a 26 mil millones de dólares al año.

La mano de obra y el fenómeno de reshoring sigue siendo una promesa de campaña del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sin embargo la realidad hoy es que los empleos están cada vez más automatizados y la mano de obra especializada en los Estados Unidos sigue siendo un problema para ocupar los puestos.
Tijuana se ha convertido en una economía muy importante con 140 mil empleos vinculados a la industria automotriz, aeroespacial, electrónica y de dispositivos médicos que se exportan especialmente a Estados Unidos.
Ahora vemos que el gobierno de Estados Unidos está apoyando la compra de maquinarias para las empresas de manufactura con un impuesto cero para instalarlas en el territorio americano, por lo que el capítulo de la mano de obra dará mucho de qué hablar en los siguientes años.

Imagen de archivo

En cuanto al tema legal y de estructura de proyectos inmobiliarios en los dos países sigue siendo una parte importante para tener el apoyo en el desarrollo inmobiliario. La vocación de cada proyecto y el mercado que atiendan debe estar muy muy bien conformado en la parte financiera y sobre todo, fiscal porque de eso dependerá que sea exitoso o no.
Los compradores americanos están apostando como cualquier inversionista por tener un retorno seguro en su inversión, ahora se observa tanto en la frontera como en Baja California un crecimiento en el mercado de los bienes raíces en comparación con los proyectos residenciales que hay en territorio americano mientras exista una certidumbre jurídica y claridad tributaria.
El mercado de oficinas es un driver importante para los inversionistas en la frontera y se estima que puedan lograr un retorno más atractivo, los corporativos siguen apostando por espacios de coworking en lugar de las oficinas tradicionales. Los espacios que crean valor en la convivencia de trabajo serán más productivos mientras sean aprovechados correctamente.

Los proyectos inmobiliarios desde su creación, cuentan con un componente mixto donde el componente atractivo son las amenidades y esto se considera tanto en México como Estados Unidos. El mercado turístico sigue en franco crecimiento y en ambos países el turismo de negocios ha repuntado de manera importante debido a la demanda de espacios corporativos e industriales.
Tijuana es la frontera más importante del país por múltiples factores como el cultural y de negocios, por lo que representa gran apuesta para los inversionistas y California –Estados Unidos-.
El Cross Border Xpress -terminal y puente peatonal transfronterizo-, que lleva a los pasajeros aéreos desde los Estados Unidos al aeropuerto de Tijuana y viceversa, en literalmente 10 minutos, tuvo dos millones de pasajeros en el año 2017.
Por Guillermo Almazo
También lee
Lo que necesitas saber sobre 5° U.S- Mexico Real Estate Investment Summit New York