Conecta con nosotros
blank blank

Sustentabilidad

Viva Aerobus y Anaconda Carbon firman alianza para compensar huella de carbono

Publicado

el

Viva Aerobus firmó una alianza estratégica con Anaconda Carbon, empresa dedicada al impulso y desarrollo de tecnologías de energías renovables, eficiencia energética, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) e iniciativas de sostenibilidad. El objetivo de esta colaboración es lanzar un programa de compensación voluntaria de huella de carbono para los pasajeros de la aerolínea.

Viva Aeroubus detalló a través de un comunicado que buscan mitigar la huella de carbono, es decir, la totalidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) liberadas a la atmósfera directa e indirectamente a través de la operación de la aerolínea. En este sentido, el propósito de esta alianza es compensar dicha huella, mediante una serie de acciones que neutralicen la cantidad de emisiones GEI, invirtiendo y apoyando económicamente proyectos para la mejora del medio ambiente.

blank
Imagen cortesía Viva Aerobus

Como parte de su programa de cultura ambiental El Futuro es Verde, la aerolínea lanzó una iniciativa de compensación voluntaria que invita a sus pasajeros a sumarse a la lucha contra el cambio climático. Esto consiste en que, al realizar su compra de vuelo en el sitio web de la aerolínea, los pasajeros pueden elegir la opción de “compensar la huella de carbono”.

Así, junto con Anaconda, se calcula la huella de carbono real por su viaje y se indica el monto correspondiente a compensar de acuerdo con los procedimientos establecidos a nivel global, utilizando las métricas y metodologías establecidas en el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero de las Naciones Unidas y el Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC).

Al realizar esta acción, todos los pasajeros que decidan participar recibirán un Certificado que avala su contribución, especificó Viva. 

“Es motivo de orgullo poder desarrollar un programa conjunto con esta empresa líder en la industria aérea en Latinoamérica; colaborando de esta forma en generar y desarrollar un proceso de concientización, educación y contribución ambiental para los pasajeros de Viva Aerobus, invitándolos a ser parte de la solución del problema de una forma conjunta, colaborativa y contributiva con los diferentes proyectos a los cuales estará apoyando el programa”, indicó Christian Giles, Socio Director de Anaconda Carbon.

La empresa informó que los recursos obtenidos en una primera etapa, serán destinados al proyecto Carbono, agua y biodiversidad indígena en Oaxaca que, avalado por el CAR (Carbon Action Reserve), tiene como objetivo mitigar el impacto ambiental causado por la explotación forestal, así como restaurar áreas con erosión severa o aquellas afectadas por incendios y plagas. 

Además, con esta iniciativa la empresa busca ayudar a proteger y prevenir daños por incendios, pastoreo y uso ilegal de los recursos forestales; y con ello no solo proteger la flora y fauna, sino crear fuentes de empleo para la población local y un desarrollo social y económico regional apalancado de una gestión sostenible del bosque.

“En Viva, la sustentabilidad es un elemento central de la estrategia de negocios. Por ello, estamos trabajando e invirtiendo por una operación en armonía con el entorno. Ya somos la aerolínea más verde de México al tener la menor emisión de CO2 por pasajero, pero llevamos nuestra responsabilidad al siguiente nivel de la mano de Anaconda. Con esta alianza, nos convertimos en la única aerolínea mexicana que permite a los pasajeros compensar de manera voluntaria su huella de carbono real por vuelo y no una aproximación genérica”, mencionó Juan Carlos Zuazua, Director General de Viva Aerobus.

La aerolínea se ha planteado como objetivo reducir en más del 15% sus emisiones de CO2 por asiento por kilómetro y CO2 por pasajero por kilómetro para el 2025. “Viva Aerobus no sólo es la mejor opción de vuelo por los precios bajos, seguridad y confianza que brindamos, también por nuestro compromiso a largo plazo con el medioambiente”, concluyó Zuazua.

Publicidad
blank

Construcción

Dinamarca construirá una isla artificial con facilidades residenciales

Publicado

el

blank

Frente a las costas de Copenhague, Dinamarca, se construirá una isla completamente artificial de 2 mil 800 kilómetros cuadrados. Este proyecto que recién se aprobó por el gobierno del país escandinavo tiene como finalidad darle una casa digna a más de 35 mil personas y también usar las tecnologías de la edificación para controlar las inundaciones que se presentan con frecuencia por el aumento en los niveles del mar gracias al calentamiento global y el descongelamiento de los polos. 

blank
Foto vía Dezeen

El islote se llamará Lynetteholm y costará aproximadamente 3 mil 300 millones de dólares estadounidenses, siendo así el proyecto más grande en materia de infraestructura que Dinamarca haya realizado en su historia. Asimismo, las residencias en Copenhague se han inflado por la alta demanda y con esta oferta se podrá satisfacer. Se abrirán nuevos empleos y las personas económicamente activas serán más, generando riquezas al país a largo plazo

Esta propuesta se aprobó en el Parlamento de Dinamarca con 85 votos a favor y 12 en contra. A partir de esta mayoría, se decretó que la obra comenzará en otoño de este mismo año y terminará en el año 2070

La oposición, tanto del gremio político como la sociedad, cuestionan el proyecto por el impacto ambiental que este pueda tener. En primer lugar, se cree que colocar esta estructura en medio del agua puede destruir los ecosistemas marítimos, además, las aguas residuales y la basura que se produzca en esa localidad terminará en el agua. No obstante, el gobierno de Dinamarca asegura que todas las decisiones se tomarán en favor del medio ambiente.

Publicidad
blank
Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Lo más leído