De  acuerdo  con Coral Quintero, directora de  la empresa UP TOWN, especialistas en  remates hipotecarios  las  presiones inflacionarias así como en aumento de las tasas han estado impulsando  el interés de los inversionistas en los remates hipotecarios.
En un comunicado enviado a prensa comentó “Estamos viendo gente en México que quiere seguridad en su dinero porque éste se devalúa cada vez más y lo que busca con los remates hipotecarios es asegurar su capital, que se pueda incrementar independientemente de los cambios económicos que tenga el país”.
En el mismo sentido  indicó que  con la posible alza de las tasas también está impactando en los créditos hipotecarios “La temporada de financiamiento barato está terminando y con tasas de entre 10 y 12 por ciento, a plazos mínimos de 25 años, los remates hipotecarios se convierten en grandes atractivos para los inversionistas nacionales porque la gente no quiere endeudarse en años inciertos sobretodo porque hay temor en que el 2018 se convierta en un 94 o un 2008 en donde venga una crisis fuerte”. De acuerdo  con su información la banca otorga 150 mil créditos hipotecarios  de los cuales cerca del 5% se convierte en remates hipotecarios.
Mexicanos en estados  unidos con deseos de invertir
La directiva de la empresa señaló que están observando en el mercado estadounidenses  donde operan bajo el nombre Down Town un creciente interés de los migrantes mexicanos establecidos legalmente  por invertir en propiedades “nos ha buscado mucho migrante legal, por ejemplo, de Chicago, que busca invertir. El migrante mexicano con documentos está sacando sus ahorros y está comprando e invirtiendo en México ante la incertidumbre de lo que pueda pasar con las políticas de Donald Trump. Ellos quieren comprar y eso se ha reflejado en la demanda que estamos encontrando”.
Por Liz Areli Cervantes