Conecta con nosotros

Negocios

Wellestate: el oro verde del real estate

Publicado

el

El mundo cambió en 2020 con la pandemia del coronavirus, los compradores de vivienda también y la caída en las ventas lo reflejan.

En todo el país, la mayoría de los desarrolladores inmobiliarios se han encontrado con el mismo problema: su inventario no tiene la absorción que proyectaron y se espera un descenso entre el 20 y 30% en las ventas.

En entrevista con Inmobiliare, la Arq. Carolina Granados, CEO de Archetika y consultora en desarrollo inmobiliario explica cómo se debe transformar la manera de diseñar y construir si se quiere dejar de perder clientes.

Casa Prestige, GRUPO ARQUITECTÓNICA, fotógrafo: Héctor Velasco.

“Como desarrolladores inmobiliarios hemos estado cometiendo el mismo error en repetidas ocasiones: hacemos un proyecto basándonos en corridas financieras que están alejadas de la realidad del mercado. Debido a la contingencia sanitaria, nuestro cliente ahora está buscando espacios que sean adaptables y funcionen como hogar, oficina y escuela al mismo tiempo. Ese mismo espacio lo debe proteger de enfermedades, huracanes, terremotos, inseguridad y contaminación. El problema actual ya no radica en dónde puede vivir nuestro cliente pues, gracias a la tecnología, puede trabajar y estudiar desde cualquier lugar del mundo. El problema principal es cómo quiere vivir. En el momento en que resolvemos esto, vamos a asegurar nuestras ventas”.

La consultora en desarrollo inmobiliario comenta que se ha visto un fenómeno interesante en Riviera Maya y es que un alto porcentaje de compradores que adquirieron viviendas como vehículos de inversión para poner en renta, ahora han decidido mudarse por tiempo indefinido a la zona porque ahí es donde han encontrado una mejor calidad de vida y además, pueden seguir trabajando en remoto.

La oferta de inmuebles ha incrementado en Riviera Maya los últimos años y los compradores ya no están buscando un inmueble para invertir, sino para vivir. Así que ahora no sólo buscan los desarrollos mejor ubicados, sino los que ofrecen mayores beneficios para la salud: áreas verdes, espacios de trabajo y de coworking, y zonas de ejercicio, pero sobretodo espacios interiores más flexibles, donde puedan vivir, estudiar, trabajar y entretenerse. Últimamente los compradores se inclinan por adquirir inmuebles donde puedan estar confinados por varios meses en caso de otra emergencia sanitaria”.

Casa La Bolita, GRUPO ARQUITECTÓNICA, fotógrafo: Héctor Velasco.

Los desarrolladores inmobiliarios que se adapten al cambio y a lo que el cliente está buscando, “van a ser los que mejor coloquen su inventario y se puedan diferenciar de la competencia, no podemos seguir diseñando como hace 10 años, es más, no podemos seguir diseñando como el año pasado, es momento de redefinirnos”, comenta Carolina Granados; cabe señalar que Archetika ha estudiado más de 30 proyectos Wellness alrededor del mundo y se ha especializado en apoyar a desarrolladores de todo el país a diferenciar sus productos por medio de estrategias de branding en nichos de mercado, a reestructurar empresas y a capacitar al personal en la mejora de procesos por medio de los principios del Wellestate™.

¿Qué es WELLESTATE™?

“Wellestate™ es más que una filosofía, es la relación que existe entre un cliente que busca mejorar su calidad de vida (wellness) y un proyecto inmobiliario que le garantice plusvalía (Real Estate). Es tomar la responsabilidad de construir espacios que pueden adaptarse al estilo de vida cambiante, contribuir a proteger el ambiente y aún así ser funcionales. Si después de la crisis sanitaria que estamos viviendo no hemos entendido que la industria inmobiliaria se tiene que transformar, entonces vamos a seguir perdiendo ventas. Durante mucho tiempo se ha desarrollado de la manera incorrecta: se construye un producto en serie que en Excel es exitoso pero que en verdad no conoce a su cliente y al momento de salir al mercado, no se vende como se planeó. Algunos terminan culpando al arquitecto, después al departamento de ventas y por último al cliente. Esto debe cambiar”.

AWA Playacar Residences, INZIGNA CAPITAL

¿Cómo comenzar?

Cada transformación conlleva cambios importantes que al principio rompen con nuestra forma tradicional de hacer las cosas pero al final, hacen toda la diferencia”. Esto comenta la consultora al proponer los siguientes pasos que se deben implementar para adquirir las herramientas del
Wellestate™ y mejorar las ventas:

  1. Encuentra el nicho de mercado al que tu cliente pertenece y obsesiónate con sus necesidades.
  2. Diseña un proyecto que parta de la funcionalidad y de lo que tu cliente exige para desarrollar sus actividades diarias y sobretodo, busca su bienestar físico, mental y emocional.
  3. Los clientes siempre buscan sentido de pertenencia, debemos fomentar espacios donde se genere comunidad.
  4. Incorpora tecnologías sustentables que eficienticen el uso agua y energía. Emplea materiales que perduren. Según el Global Wellness Institute, los clientes están dispuestos a pagar hasta 25% más por una propiedad que les garantice bienestar, armonía y salud. Vende teniendo en cuenta que vas a tener una relación a largo plazo con tus clientes. Ellos se van a convertir en los mejores embajadores de tu marca.
  5. Ten un excelente departamento de post-venta que dé seguimiento a cada situación que tus clientes enfrenten. Si el cliente percibe que te preocupas por su bienestar, entonces hablará bien de ti. Si se siente ignorado, entonces se va a encargar de que no sigas vendiendo.
  6. Mejora cada proyecto que emprendas aprendiendo de la experiencia de tus clientes. Fomenta la comunicación entre las áreas de post venta y proyectos.
Arq. Carolina Granados, CEO de Archetika

¿Existen proyectos que ya implementan el Wellestate™?

“Sí. Actualmente asesoramos a diferentes clientes en los principios del Wellestate™ y han podido destacar de la competencia. Como ejemplo de comunidad planeada, tenemos a Kuha Wellness Community que se ha enfocado en diseñar en 34 hectáreas un proyecto para desarrolladores que busquen edificar proyectos sustentables. Otro desarrollador que ha entendido que la experiencia post venta es tan importante como la venta misma, es Inzigna Capital, cuyo proyecto AWA en Playa del Carmen cuenta con un equipo de atención a garantías único. También hemos trabajado con despachos de arquitectos como Grupo Arquitectónica del Arq. Genaro Nieto que diseñan proyectos residenciales partiendo de las necesidades intangibles de los usuarios, logrando espacios más flexibles y con mayor rentabilidad”.

Finalmente, Carolina Granados aclara: “Wellestate™ es el principio de ser responsables por cada proyecto que construimos. Como arquitectos, constructores y desarrolladores tomamos decisiones todos los días que impactan la vida de nuestros clientes. Es mejor que tomemos las decisiones correctas”.

Por Redacción Inmobiliare

Este es un artículo de la edición 123 https://inmobiliare.com/inmobiliare-123/

Descarga la edición

Descarga Inmobiliare 126 Junio Julio 2021

Publicidad