Durante el 2019 WeWork detonó la demanda en Monterrey al realizar la mayor transacción en renta del año en el edificio T.O.P de Torres Obispado, en el que sumó 10,528 m2, lo que significó el 20% de la absorción bruta total de Monterrey.

Hoy en día el mercado de Monterrey tiene un inventario de 1.52 millones de m2 de oficinas, de los cuales el 14% se encuentran disponibles. Además, hay 259 mil m2 en proceso de construcción, con una tasa de disponibilidad de 20%, según cifras de la plataforma de data inmobiliaria Datoz.

El año pasado la tercera ciudad más grande de México sumó una absorción bruta de 53,052 m2, de los cuales 11,240 m2 fueron rentados por business center, encabezando la participación con 22%, seguido de tecnología con 14%.

“En 2019 los business center pasan a liderar parte de la demanda de espacios tradicionales de oficinas con el 22%. Esto se debe a la participación de WeWork tanto en 2019 como en 2018”, refirió Sergio Mireles, socio fundador de Datoz.

Cabe mencionar que la empresa de coworking, también ayudó a que el corredor Obispado tuviera una participación de 19% en la demanda de oficinas, sólo después de Valle Oriente que concentró 37%. “WeWork tiene presencia en prácticamente todos los corredores importantes de la ciudad, eso nos habla de un gran compromiso que la compañía tiene con el mercado de Monterrey”, refirió Mireles.

En agosto de 2018 WeWork se instaló en Monterrey con la apertura del edificio Antonio L.

Rodríguez que ocupó 7,770 m2 y ofreció 1,696 escritorios. Al cierre de 2019, la empresa tiene seis ubicaciones, una de ellas en construcción, que suman 32,683 m2 y 6,494 escritorios.