Una de las ventajas de este concepto es que aumenta la retención de los empleados para las empresas y el concepto de ir a trabajar a una oficina se vuelve más placentero
El co-working, el bienestar de los empleados, la creación de comunidad e integración, etc. han sido los pilares más importantes para WeWork, empresa dedicada al sector de oficinas a nivel mundial, es por eso que WeWork Insurgentes Sur se convertirá en el sexto edificio de la firma tan sólo en la Ciudad de México.
Será inaugurado por etapas, el 2 de enero de 2018 serán abiertos los primeros dos pisos, posteriormente 3 y en la última los 3 restantes sumando un total de ocho pisos. El edificio tiene 18 pisos y WeWork se encuentra del 11 al 19, sin contar el piso 13 que no existe. La fecha esperada en la que se encuentre funcionando por completo es marzo de 2018.
Katya Treviño, community manager de WeWork Insurgentes Sur, explicó que cada edificio de la empresa tiene una personalidad propia que se refleja en el diseño de los espacios, es decir que dependiendo de la zona en la que se encuentre tendrá cierto tipo de decoración y diseño de interiores. En el caso de Insurgentes Sur está pensado con un estilo vintage.

Entre las amenidades se encuentra una terraza para trabajar al aire libre, networking y eventos que son organizados por la empresa cada semana, una zona de cocina para que todos los miembros puedan convivir, cabinas telefónicas privadas, una barra de café, zona de impresión, áreas comunes, salas de juntas, oficinas privadas, etc.
WeWork en Latinoamérica
De acuerdo con Carol Pérez, WeWork Head of Public Affairs LATAM, a nivel Latinoamérica tienen 11 edificios operando en cuatro países: México, Argentina, Brasil y Colombia. Para el 2018 se incluirán Chile y Perú con el objetivo de que a fin de año se cuenten con cerca de 35 edificios.
En México se encuentran explorando otras ciudades como Guadalajara y Monterrey,  y planean seguir creciendo en la Ciudad de México. “La idea es que con la membresía de WeWork tu sientas que tienes como un campus, llegar a la mayor cantidad de lugares para que la gente tenga acceso a cualquier parte de la ciudad” agregó.
Dentro de las características que la empresa busca en un edificio es que el espacio tenga capacidad para aproximadamente mil 500 miembros, que sea categoría triple A, que estén en zonas accesibles, buenas vistas para el bienestar de los ocupantes y lugares en donde se encuentren las zonas empresariales más importantes.
“Una de las ventajas de este concepto es que aumenta la retención de los empleados para las empresas y el concepto de ir a trabajar a una oficina se vuelve más placentero brindado bienestar” comentó Carol Pérez.
Por Gabriela Espinosa
También lee 

¿Cómo cerrar el año en la oficina?

Prodigy Network inaugura su primer proyecto de co-working en Manhattan