Zaha Hadid Architects (ZHA) ha sido seleccionada para construir la nueva sede de OPPO, fabricante de productos electrónicos, en Shenzhen, China. La cual se espera que inicie operaciones a principios del 2025. 

Será un desarrollo de cuatro torres que estarán interconectados, tendrán un altura de 200 metros, es decir, cada uno con 42 pisos; el diseño de dos de los edificios (185 mil m2) incorporarán espacios flexibles, de planta abierta unidos por un vestíbulo vertical; las siguientes dos construcciones esperan que sean de servicios externos que proporcionen la circulación vertical. 

De acuerdo con el comunicado, con el fin de maximizar las visitas sobre la bahía de   Shenzhen, las torres se estrechan hacia el interior a niveles bajos, los cuales crearán grandes espacios cívicos a pie de calle. Habrá atrios grandes para conectar visualmente a todos los ocupantes, con el fin de ayudar a fomentar la colaboración entre los diferentes departamentos de la empresa

Asimismo, esta sede incluirá una plaza con jardín, galería de arte, tiendas, restaurantes y una vialidad directa a la estación adyacente de la red del metro de Shenzhen. Por su parte el piso 10 Sky Plaza proveerá a los residentes locales, visitantes y empleados de OPPO con diversas actividades de entretenimiento; en la azotea Skylab será un espacio público popular para apreciar el paisaje de la ciudad. 

En cuestión de sustentabilidad, la nueva sede de OPPO espera obtener la certificación LEED Oro de la US Green Building Council, por lo que se desarrollará con sistema de gestión con la energía eficiente de optimización 3D Building Information Modeling. 

OPPO es una compañía de productos electrónicos, en 2008 lanzó su primer teléfono; actualmente es la mayor fabricante de teléfonos inteligentes de China y en todo el mundo. Además ha establecido seis instituciones de investigación, cuatro centros de investigación y desarrollo y un estudio de diseño global.