Más

    Nómadas digitales inciden en los precios de renta de inmuebles

    El impulso a los esquemas de trabajo remoto revolucionó a todas las industrias, dando paso a los nómadas digitales que han cambiado sus residencias, es decir, hoy en día varios dejan sus estados de origen para migrar a otros destinos.  

    Asimismo, diversos especialistas han indicado que el home office se ve claro en diversas zonas de la Ciudad de México, tan solo en 2022, las personas que trabajan bajo este modelo no solo incidieron en la derrama económica sino en los precios de renta de inmueble, y más en colonias estratégicas. 

    Aunque la vivienda tiene un proceso de encarecimiento relativamente permanente, para el caso específico de la renta vemos que los nómadas digitales se han venido posicionando e influyendo en zonas como la Condesa y Roma. Estos son sitios dinámicos y con mayor atractivo para el alquiler”, mencionó Leonardo González, Analista Real Estate de Propiedades.com.

    ¿Qué tan costoso es rentar para los nómadas digitales en CDMX?

    En la Ciudad de México el precio promedio por metro cuadrado para la renta de una casa se ubicó en 152 pesos en 2022, ha tenido un incremento de 16% con respecto de 2021, cuando era de 13.50 pesos, según el portal inmobiliario.  

    Mientras que en el caso de los departamentos, el costo era de 208.40 pesos en 2022 y de 190.03 en 2021, es decir, hubo un aumento de 9 por ciento. 

    Ante estas subidas de precio, Leonado González explicó que en sí la CDMX es una urbe cara en comparación con el resto del país, y que tiene una tendencia de crecimiento a la alza debido a la inflación y una posible recesión económica. 

    “Esto puede ocasionar ajustes en las tasas hipotecarias y mayor demanda de arrendamiento en la metrópoli. Por lo tanto, esperamos una mayor oferta disponible”.

    Asimismo, señaló que debido a que los nómadas digitales tienen un poder adquisitivo más alto y un estilo de vida más consolidado, al promedio de los capitalinos, el impacto en el alquiler de inmuebles también se ha trasladado a las zonas aledañas a estas colonias. 

    “Por ejemplo, en la colonia Roma y Condesa viven nómadas digitales estadounidenses que pueden hacer teletrabajo, y su influencia incide hacia zonas aledañas. En Escandón, Tacubaya y Doctores, podríamos esperar que los precios también se incrementen debido a una gran demanda”, argumenta Leonardo González.

    Descarga la revista

    Recomendaciones

    También te puede interesar