Inicio Industria Inmobiliaria Vivienda El ABC del crédito de remodelación y construcción en México

El ABC del crédito de remodelación y construcción en México

0
El ABC del crédito de remodelación y construcción en México

El crédito hipotecario en México, es un préstamo por el cual la mayoría de las personas pueden adquirir, ampliar, reparar o construir una vivienda. “Se otorga con un costo acordado a través de una tasa de interés que puede ser fija, variable o semi-fija; con la obligación de devolver esa cantidad de forma paulatina, en el tiempo acordado”, indica Fernando Soto-Hay en su libro “El Crédito hipotecario Sin Rollos”.

Según el último informe de la “Situación Inmobiliaria” de BBVA México de 2023, la banca comercial otorgó en 2022, 120 mil créditos hipotecarios, lo que casi representa un total de 250 mil millones de pesos.

La Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI) 2020, señala que existe una demanda en las unidades por realizar arreglos y remodelación (58.5%), construcción o ampliación de espacios (58.1%) y otras reparaciones como mantenimiento, renovación e instalaciones (7.4%).

Asimismo, informa que en el 2020 el 12.3% de la población gastó en la reparación o mantenimiento de su vivienda (seis mil 699.90 pesos), 4.2% en construcción (26 mil 946.50 pesos), 3.0% en remodelación (23 mil 081.40 pesos), 2.1% en ampliación (48 mil 180 pesos) y 1.9% en renovación, rehabilitación y reforzamiento estructural (18 mil 953.20 pesos).

Verónica Enríquez, directora de crédito hipotecario de Creditaria

Del total de las hipotecas otorgadas en México, los créditos de terreno, terreno más construcción y de remodelación no pasan del 10% de la colocación total en Creditaria, de acuerdo con Verónica Enríquez, directora de crédito hipotecario especializado de la empresa en el país.

A pesar de este porcentaje, “habrá una demanda en este año, lo que no hay es el conocimiento de ellos, las personas no saben que hay alternativas y que es la más baja en comparación con un crédito personal”, comenta Enríquez en entrevista para Inmobiliare.

¿Qué es el crédito de remodelación de vivienda?

Es un producto enfocado a los propietarios que desean realizar cambios totales o parciales en su inmueble. “Estas remodelaciones permiten al propietario actualizar o mejor las condiciones actuales del inmueble para seguir disfrutándolo por mayor tiempo o para actualizarlo y así poder optimizar su valor y obtener un mejor precio de venta”, comenta Soto-Hay.

Por su parte, Verónica Enríquez indica que dicho préstamo es una alternativa para la gente que ahora pasa más tiempo en su casa haciendo home office, ya que un cuarto lo puede acondicionar como estudio u oficina.

La gente muchas veces no sabe que existe y se le hace más fácil ir al banco y pedir un préstamo personal, siendo que un crédito de remodelación maneja las mismas tasas hipotecarias que en un crédito hipotecario para adquirir vivienda, porque son una garantía y son una necesidad primaria, sumado a que tiene los mismos beneficios”.

En el libro de “Crédito Hipotecario Sin Rollos”, además de señalar lo anterior, menciona que el monto del préstamo depende de la institución financiera que fluctúa entre el 30% y 50% del valor de la casa o departamento reflejado en el avalúo que la banca realiza.

“Un crédito como este puede ir de los cinco años hasta los 20 años […] las personas no se descapitalizan, sí son una opción para las personas que quieren remodelar sus casas o departamentos”.

El crédito de remodelación con el hipotecario tiene algunos beneficios, Foto: Pixabay 

Beneficios del crédito de remodelación

Verónica Enríquez señala que al ser similar, el crédito de remodelación con el hipotecario tiene algunos beneficios como:

  • Seguro de vida
  • Seguro de daños
  • Seguro de desempleo
  • Deducibilidad en los impuestos
  • Mayor plusvalía a la propiedad

“No es lo mismo, una casa deteriorada que una actualizada, el préstamo no solo es para quizá ampliar, sino también para arreglar los pisos, paredes, etc. y eso hace que se genere mayor plusvalía de la que se tiene”.

Para este tipo de crédito, el monto mínimo es de 150 mil pesos, no se debe de dar un enganche, aunque sí es importante destacar que la propiedad quedará gravada, lo que implica gastos notariales para pagar los gastos de registro y honorarios, sumado al avalúo y dependiendo el banco la comisión por apertura.

Por Rubi Tapia

Es un fragmento del texto El ABC del crédito de remodelación y construcción en México de la edición 137 https://inmobiliare.com/inmobiliare-137/

Salir de la versión móvil