Más

    Notre Dame de París: La exposición aumentada

    La catedral de Notre Dame en París, se ha convertido en uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, debido a que representa el estilo arquitectónico gótico francés, por lo que es una de las infraestructuras más reconocidas a nivel mundial. Su construcción comenzó en 1163 y tardó casi dos siglos en finalizar.

    El Museo Franz Mayer presentará los cimientos medievales hasta la actual restauración, lapso en el que sucedió la coronación de Napoleón y el matrimonio de Enrique IV. Todo esto será posible con ayuda de HistoPad, una herramienta tecnológica que guía y permite ver diferentes salas a través de realidad aumentada.

    Los visitantes podrán escanear un código QR para observar fotografías históricas, vídeos y animaciones de otros periodos, haciendo un viaje en el tiempo para conocer a fondo la historia de Notre Dame.

    Incluso, mostrarán imágenes de los actuales trabajos de rehabilitación en el edificio, el cual se vio dañado por un fuerte incendio en 2019.

    En su sitio web, el recinto cultural destacó que los usuarios podrán revivir los días dorados del edificio que ha mantenido su condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad, título conferido por la Agencia de las Naciones Unidas (UNICEF).

    Foto: Freepick

    Un paseo dentro de Notre Dame

    Su historia comenzó cuando el obispo Marice de Sully consideró que la iglesia San Esteban no era digna de los nuevos valores, es decir, la luz y las formas arquitectónicas utilizadas en la época. Por tal motivo, durante el reinado de Luis VII, el desarrollo se puso en marcha siendo bendecido económicamente por todas las clases sociales.

    Esta acción ayudó a que se avanzará en la construcción y evitó problemas financieros en el proceso de edificación, algo que sucedía normalmente con otros proyectos, de acuerdo con National Geographic.

    Aunque no fue hasta el siglo XII que comenzaron con la construcción de la fachada, dos torres de 69 metros de altura cada una. Al mismo tiempo se edificaron otras catedrales como Reims, Chartres y Amiens.

    A lo largo de los siguientes años se realizaron diferentes modificaciones, por ejemplo, XVIII, el rey Luis XIV decidió modificar las vidrieras y sepulcros para adaptarlas al barroco, otro estilo arquitectónico que fue tomando fuerza en todo Europa.

    Asimismo, se vivieron diferentes saqueos y vandalismo durante la Revolución Francesa, por lo que, diversos relicarios, esculturas de la entrada, estatuas de bronce, entre otros objetos se perdieron.

    En 2019, este edificio sufrió daños en su techo de madera, fachada principal, muros de la nave central, contrafuertes, gran parte de la bóveda, entre otras estructuras dentro de la propia catedral.

    Ante esta situación, las autoridades gubernamentales indicaron que no se había perdido todo en el incendio, por lo tanto, se realizaría la reconstrucción. Este mismo suceso fue recordado por el museo Franz Mayer.

    Al final, Notre Dame ha sobrevivido a revoluciones, revueltas y sobre todo se ha adaptado a los cambios en estilos de arquitectura, pero sin perder los primeros detalles de la construcción original.

    Es un texto de la edición 140 https://inmobiliare.com/inmobiliare-140/

    Descarga la revista

    Recomendaciones

    También te puede interesar