Inicio Eventos y Conferencias Paneles REBS Mérida: la nueva oportunidad de inversión en Yucatán

REBS Mérida: la nueva oportunidad de inversión en Yucatán

0
PANEL-INDUSTRIAL-Yucatan-2-alt.
REBS Mérida: la nueva oportunidad de inversión en Yucatán

El pasado 4 de mayo se llevó a cabo Real Estate Business Summit (REBS) Mérida, en el Soluna Casa Club, organizado por Inmobiliare e Inbound Logistics.

El congreso dio a conocer a empresarios el interesante sitio que representa Yucatán y Mérida para la inversión inmobiliaria, destacando el crecimiento de vivienda residencial y temporal, así como los sectores industrial y de turismo, principalmente.

Considerada como la ciudad más tranquila y segura de México, y una de las mejores del mundo para vivir, Mérida, sin duda, busca desarrollarse, atrayendo a más ciudadanos que quieren hacer su vida aquí, adquirir un inmueble para su retiro o poner a trabajar su dinero a la distancia.

Erico García, Director Inmobiliare

RETOS Y OPORTUNIDADES DEL SECTOR INDUSTRIAL EN LA PENÍNSULA YUCATECA

Yucatán es un estado que ha visto un importante aumento en el precio de la tierra, a causa de su alta demanda, pues cada vez más personas, nacionales e internacionales, buscan establecerse.

Para Alexander Basteris, director de Bodegas Yucatán, en el tema de las rentas en Mérida, lo más importante es señalar el drástico aumento que hubo por metro cuadrado en los últimos años, incluso triplicando el precio en solo tres o cuatro años.

“Hace cuatro años, al inicio de la pandemia, todavía conseguías una bodega en 30 pesos el metro cuadrado; eso era más o menos lo que rondaba. Hoy por hoy, el metro cuadrado en Yucatán de una bodega de inventarios disponible para ocupación inmediata o casi inmediata ronda entre los 80 y 85 pesos, e incluso una triple A se encuentra hasta en 90 o 95 pesos”.

El director agregó que esto también depende de la ubicación, es decir, si el interesado va a rentar en zonas como Periférico Norte se va a encontrar con un aumento considerable por la demanda, pues es difícil conseguir espacio y van a pedir más porque se vuelve un tema logístico o de venta al mostrador. Entonces, por posicionamiento de marca, los interesados tendrán que pagar una cantidad mayor por metro cuadrado”, dijo.

Sin embargo, consideró que 70 u 80 pesos es el precio real por metro cuadrado, ya que el tema de retorno está para abajo y lo que se ha logrado con la pandemia, es ir acortando el margen de diferencia para tener un retorno un mayor.

Bodegas grandes con amenidades elevan los costos. Foto: Inmobiliare

“Los retornos siguen bajos, pero la renta si ha incrementado. El precio ideal debe ser, al menos, el 13% de retorno para nuestro negocio, debido al riesgo que conlleva si son naves pequeñas, donde hay demasiado costo administrativo”.

A esto, añadió que no es lo mismo cobrarle una bodega de 50 mil metros cuadrados a un cliente que tener 50 naves de 1000 m2, pues es diferente la administración.

“No es lo mismo satisfacer a un cliente pequeño o a 10 clientes pequeños que a uno grande”.

Sobre esto, Roberto Serrano, socio director de Sky Capital, dijo que todas las marcas buscan crecer y brincar a una bodega grande, e incluso un “Built to Suit”, por lo que el negocio de naves pequeñas se dificulta o incluso queda rezagado.

“No son los mismos precios porque requiere mucha más infraestructura. Bodegas grandes maquilan y piden amenidades para sus empleados. Es ahí donde se eleva el costo”.

Por su parte, Santiago Mancebo, director general de Bterra, remarcó que, en el tema de precios, en Mérida se habla de un aproximado de cinco dólares, pero el mercado nacional alcanza hasta seis o siete dólares por metro cuadrado.

“Es algo muy marginal el mercado industrial, es de márgenes y no hay elasticidad en el precio. Hay que entrarle duro con eso”.

Por Juan Rangel

Es un texto de la edición 138 https://inmobiliare.com/inmobiliare-138/

Salir de la versión móvil