Más

    Tuané: Un desarrollo residencial en Tulum con 40% de áreas verdes en preservación

    La desarrolladora inmobiliaria Lemon busca impulsar el respeto a la naturaleza en el desarrollo residencial con su nuevo proyecto en Tulum: Tuané, el cual no solo sigue al 100% la normativa existente en la Riviera Maya, también preservará un 40% de sus áreas verdes existentes.

    En entrevista para Inmobiliare, Guillermo Fernandez-Mazarambroz, socio director de la firma, detalló que, por raro que parezca, esto es algo que no se ve habitualmente en la región. 

    “Se han dejado de construir más de la mitad de los metros cuadrados autorizados, convirtiendo este proyecto en el que más área libre tiene de toda la mancha urbana”, comentó.

    De esta forma, los residentes podrán estar rodeados de cinco mil 200 metros cuadrados de jardines, un concepto innovador enfocado a la interacción máxima entre la construcción y la vegetación. 

    El diseño estuvo a cargo del estudio de arquitectura Maat Handasa, liderado por el arquitecto Pedro Pablo Velasco, quien también realizó el master plan de Mayakoba.

    Tuané contará con nueve módulos que en total suman 75 departamentos, cada uno tendrá área común propia en el rooftop. El precio promedio por unidad es de 190 mil dólares. 

    En cuanto a amenidades, ofrecerá un cine al aire libre, jungle gym, jungle yoga, albercas, spots de lectura, entre otros. 

    Según informó el socio de Lemon, el desarrollo residencial ya dispone del 100% de las licencias necesarias para su construcción y lleva un avance del 18% en construcción. Las primeras entregas de departamentos se estiman para junio de 2023.   

     
    Tuané preservará un 40% de sus áreas verdes existentes.

    “Vivienda para vivir”, Lemon da un giro en el desarrollo residencial de Tulum

    La preservación de la naturaleza no es el único diferenciador de Tuané, pues Fernandez-Mazarambroz agregó que la idea del proyecto surgió como respuesta a una demanda tan evidente como sorprendente: “la vivienda para vivir”.

    En palabras del experto, la tendencia del sector de bienes raíces en la Riviera se ha inclinado hacia la oferta de inmuebles para renta vacacional, dada la vocación turística de la zona.

    “El mercado de Tulum es muy activo, aunque en ciertos segmentos quizá excesivamente sobre ofertado en producto pequeño, de una recámara, con precios en el entorno de los 150 mil dólares”, afirmó.

    A raíz de la pandemia de Covid-19 y la implementación del home office, la dinámica del mercado cambió, cuando las personas vieron la oportunidad no solo de vacacionar, sino de mudarse a estados con playa, sin la necesidad de renunciar a sus trabajos.  

    Es ahí donde encuentra su valor Tuané, ya que, si bien es un proyecto que funciona para la renta vacacional gracias a que todas sus unidades son lock off, también encaja con el cliente final y, por ende, con el inversionista con un perfil de menor riesgo.

    “El desarrollo residencial está enfocado a gente que, sin renunciar a vivir en un proyecto ecochic, pueda hacerlo de forma cómoda y a un precio razonable”, señaló el representante de Lemon. 

     
    blank
    Cine al aire libre, jungle gym, y jungle yoga: amenidades del desarrollo residencial de Lemon en Tulum. 

    Tulum se perfila para ser el nuevo centro de la Riviera Maya

    Pese a la sobreoferta en el segmento de vivienda para renta vacacional, Fernandez-Mazarambroz, sostuvo que el inventario no corre grandes riesgos de absorción, al contrario Tulum se perfila para convertirse en el nuevo centro de la Riviera Maya.

    “Con las inversiones en infraestructuras previstas tanto del Tren Maya como del nuevo aeropuerto, el crecimiento se prolongará hacia el sur de Quintana Roo, quedando Tulum como cabecera de ese nuevo tramo”, señaló. 

    Por otro lado, indicó que la región tiene una oportunidad para detonar la inversión en el desarrollo residencial ya que posee un comportamiento anticíclico ante uno de los temores más importantes en México: la devaluación del peso.

    “La depreciación de la moneda nacional respecto al dólar convierte al país en un lugar más barato para americanos y canadienses. Siendo éstos de los visitantes más prominentes de Tulum, una inversión en dicho lugar pudiera considerarse defensiva”, agregó.

    Finalmente, recalcó que los últimos presidentes de la República, sea cual sea su signo político, han coincidido en apoyar al turismo como una de las fuentes de riqueza más importantes del país. 

    En este sentido, el riesgo político, de alguna forma, queda “razonablemente mitigado” en una inversión dentro del desarrollo residencial en la zona.

    blank
    Imágenes de Tuané Tulum.
    Escrito por Samanta Escobar, con información de Mónica Herrera.

    Descarga la revista

    Recomendaciones

    También te puede interesar