Más

    Canadevi Durango inicia la construcción de 400 viviendas

    La Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda (Canadevi), Delegación Durango, inició la construcción de 400 casas para trabajadores con ingresos de uno a dos salarios mínimos.

    De acuerdo con Salvador Chávez, presidente del organismo local, esta acción se realizó debido a que la demanda de unidades baratas rebasa la oferta.

    El empresario remarcó que, en la capital del estado, hay muchos trabajadores con ingresos mínimos y les resulta imposible adquirir una.

    “Los edificadores han buscado opciones para ofrecerles vivienda accesible a esos trabajadores que tienen necesidad de un patrimonio”.

    Como respuesta, señaló que, junto al gobierno estatal y municipal, se trabajará en diferentes programas para encontrar solución a esta problemática.

    “Ya se tienen acercamientos para buscar la manera de que se les brinde subsidios a esos trabajadores que hoy perciben apenas uno o dos salarios mínimos”.

    canadevi-durangoa-2
    Los edificadores han buscado opciones para ofrecerles vivienda accesible a esos trabajadores que buscan patrimonio.
    Cortesía: Blogspot

    Desarrollo de vivienda requiere infraestructura: Canadevi Durango

    Por otro lado, el empresario indicó que la producción nacional de casas está en su nivel más bajo de los últimos 10 años.

    “En el semestre, la construcción de nuevas unidades cayó un 10% con respecto al año pasado. Se registraron solamente 60 mil viviendas y fracción”.

    Chávez Molina agregó que las unidades que se compran a través de bancos u otros mecanismos no están contabilizadas. Por ello, en el ámbito local, la tendencia se mantiene al alza.

    “No obstante, lo que se necesita es avanzar en la dotación de servicios para poder ofrecer más viviendas a los trabajadores”.

    Refirió que en uno de los cuadrantes de la ciudad de Durango se requieren servicios para 18 mil casas, de las cuales, casi 10 mil corresponden al sector de interés social, que se espera desarrollar en los próximos cuatro o cinco años.

    “No tenemos disponibilidad ni de agua, ni saneamiento de las plantas de tratamiento, y hacer soluciones individuales nos cuesta muy caro”, mencionó.

    Descarga la revista

    Recomendaciones

    También te puede interesar